Excite

El tratamiento de la depresión normal, severa, mayor, endógena y post parto

Existen circunstancias en la vida que hacen que estemos más tristes de lo normal durante un tiempo determinado. La falta de ganas y motivaciones puede hacer que la apatía se convierta en un estado de ánimo. Situaciones como la pérdida de un ser querido, una ruptura o un despido laboral conllevan a estados bajos de moral que son totalmente naturales. El problema es cuando este estado se alarga de manera patológica o lo tenemos adquirido como un rasgo de nuestra personalidad que surgió de manera endógena. En esos casos es importante saber en qué consiste el tratamiento de la depresión.

    @MinddistrictUK - Twitter

Tratamiento de la depresión común

Cuando estamos en estado depresivo se produce una pérdida de motivación en las cosas que antes nos importaban, una bajada notable de autoestima, decaimiento y disminución de nuestras facultades psíquicas. Al no estar en las mejores condiciones para tomar decisiones, muchos precisan de atención psicológica para salir adelante. En los casos de depresión severa y endógena es imperativo que recurran a esta vía.

Cuando queremos tratar una depresión es importante empujar a la persona a realizar cosas buenas para su organismo. Una característica bastante común en la gente que cae en depresión es que, como no les motiva nada, tienden a llevar una vida sedentaria y disminuir notablemente su higiene. Tanto hacer ejercicio como ducharse o tomar un baño todos los días tiene un efecto muy positivo a nivel cerebral.

Elestado de depresión lleva a realizar conductas que aumentan la depresión. No relacionarse, no comer y tomar grandes dosis de alcohol diarias incrementarán este estado. Por tanto, las conductas que elija la persona afectada van a hundirla más o mejorar el ánimo gradualmente.

Obligar a la persona a lavarse, a dar una vuelta, interesarse por ella y la ingesta de alimentos antidepresivos como el chocolate pueden suponer ese empujón necesario para ayudar a salir de la depresión, aunque lo más importante es que la persona comprenda su situación y quiera cambiar.

Otros tipos de depresión

Las personas a las que la tristeza y la apatía les nació de dentro sin un motivo aparente sufren depresión endógena. Este tipo de depresión se debe acudir a un psicólogo para tratar el problema.

Las que sufren una depresión por algún motivo y ésta se alarga durante mucho tiempo, están padeciendo lo que se conoce como depresión mayor. En estos casos también deben acudir a un especialista.

La depresión severa es la que más nubla los razonamientos de la persona. El afectado piensa que su vida no vale nada y puede desarrollar pensamientos suicidas y autolesionarse. Si te encuentras así lo mejor es desahogarse con alguien lo más cercano posible y contarle cómo te sientes. El segundo paso es ponerse en contacto con el psicólogo para devolver a esta persona su calidad de vida.

Por último, la depresión post parto surge como fruto de la separación de la madre y su hijo después de los nueve meses de gestación. Esta depresión es bastante natural, pero si no desaparece pronto también debemos ponernos en manos de un experto.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017