Excite

¡El test del limón que revela cómo es tu personalidad!

  • vía Visualhunt

Para describir una persona extravertida solemos recurrir a imágenes de fiestas y hablar con desconocidos, mientras que para los introvertidos pensamos en sentarse en un rincón solitario leer. El problema con estas descripciones es que son subjetivas porque, ¿cuánto te gustan las fiestas: nada, poco, mucho o muchísimo?

Una manera distinta de enfocar el problema se sirve de los limones. En concreto, del zumo concentrado de limón. Es un test que se puede realizar en casa. Se necesita un hisopo de algodón (esos palitos que no hay que usar en los oídos). Uno de los extremos se coloca sobre la lengua durante 20 segundos. Después se echan cinco gotas del zumo de limón en la lengua, se traga y se pone el otro extremo del hisopo sobre la lengua, de nuevo durante 20 segundos. Colgando el hisopo con un hilo por el centro se puede ver si un extremo pesa más que el otro.

Es obvio que si un extremo pesa más es que ha absorbido más saliva, es decir, que el zumo de limón ha provocado más salivación, y eso es signo de introversión. La teoría es que el par introversión-extraversión tiene una base fisiológica, basada en la reacción cortical que parece ser mayor en los introvertidos. Esta mayor reacción implica mayor sensibilidad y sentimientos más intensos, lo que ocasiona la 'huida' de determinadas situaciones.

Aunque esta teoría parece ser cierta solo a medias, por cuanto este rasgo de la personalidad también está influido por la herencia genética, las pruebas de imagen cerebral han mostrado mayor estimulación sensorial en los introvertidos. Por otra parte, la prueba del limón también puede usarse para comprobar otras características de la personalidad, como la empatía.

FOTOS: ¿Qué dicen tus huellas dactilares sobre tu personalidad?

En un experimento, algunos voluntarios vieron vídeos de una persona comiendo limón y de otra persona poniendo bolas de colores sobre una mesa. Los voluntarios llevaban bolas de algodón en la boca para medir la salivación. Se demostró que el vídeo del limón estimulaba la producción de saliva como si fueran los propios participantes los que lo estuvieran comiendo. Los que más habían salivado eran los que mostraban mayor empatía.

Así que, la próxima vez que te encuentres con una bolsa de limones en las manos, puedes preparar una fantástica limonada o realizar algunos experimentos interesantes. Y no sabemos qué dice esta decisión sobre tu personalidad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017