Excite

Científicos estadounidenses encuentran una base genética para el sonambulismo

La mayoría de nosotros solo la hemos experimentado en las películas, pero el sonambulismo es una enfermedad mucho más común de lo que parece. Uno de cada diez niños la sufre. También uno de cada cincuenta adultos. Aunque es una enfermedad benigna, sus efectos pueden llegar a ser inquietantes. Se han dado casos de personas capaces incluso de llegar a su coche y arrancarlo estando sonámbulos. Por ello, el descubrimiento de un equipo científico adscrito al departamento de neurología de la Universidad de Washington, puede ser un importante primer paso para luchar contra una enfermedad que, hasta ahora, no contaba con un tratamiento eficaz.

Y es que el estudio, llevado a cabo con la colaboración de 4 generaciones de una misma familia especialmente afectada por problemas de sonambulismo (9 de sus 22 miembros tenían problemas con la enfermedad), parece indicar que la popular dolencia podría tener un origen genético. Para llegar a esta conclusión, los responsables del estudio realizaron un estudio completo del genoma de la familia, e identificaron una sección de su ADN, concretamente en el cromosoma 20, que era distinta únicamente en los individuos sonámbulos. El equipo confirmó, además, que cualquiera de estos individuos tenía una probabilidad del 50% de transmitir la enfermedad a su descendencia.

Aunque no se ha identificado el gen o genes específicos responsables del insomnio, el equipo científico detrás del estudio ha reducido los posibles candidatos a 28, siendo el más sospechoso el correspondiente a la adenosina deaminasa, comúnmente asociada con los ciclos de sueño en los que la enfermedad suele tener lugar.

De esta investigación puede depender el encontrar un tratamiento eficaz para el sonambulismo, ya que los desarrollados hasta el momento tenían molestos efectos secundarios.

Imagen: kidshealth.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017