Excite

El síndrome de Korsakoff, sus causas, síntomas y tratamiento

El consumo de alcohol no solo está totalmente contraindicado cuando vamos a realizar una tarea que conlleva un mínimo de concentración, sino que también puede acarrear graves problemas como el síndrome de Korsakoff. Se trata de un mal que abarca trastornos mentales y que normalmente se manifiesta en personas que han abusado del alcohol.

    @infosalus_com - Twitter

Causas

Su origen principal se debe a la insuficiencia de vitamina B1 o tiamina en el organismo. La ausencia de tiamina genera un bajo suministro de energía tanto a las neuronas como a las glías. Esto afecta a algunas funciones cerebrales que pueden acabar provocando muerte celular.

El síndrome de Korsakoff afecta a un 12,5% de los consumidores abusivos de alcohol. Esto se da porque el alcohol contiene etanol, un inhibidor de la vitamina B1 que hace que no se pueda absorber. No obstante, aunque en menor porcentaje, personas no alcohólicas también pueden desarrollar este síndrome. Lo colitis ulcerosa, la anorexia nerviosa, la enfermedad de Crohn, las diarreas crónicas o el sida son algunos de los males que pueden acabar desencadenando Korsakoff.

Síntomas

Los síntomas más característicos que acarrea el síndrome de Korsakoff son la amnesia, la dificultad de aprendizaje y la confabulación. Este último síntoma se traduce en que la persona rellena los recuerdos que olvida mediante la invención de historias que él mismo se cree totalmente. Las dificultades más comunes se hacen patentes en la resolución de problemas abstractos, la memoria, el aprendizaje verbal y viso-espacial y dificultades en percepción y a la hora de realizar tareas que impliquen movimiento.

Diagnóstico

El síndrome de Korsakoff tiene una tasa elevada post mortem, dado que incluso en su fase aguda, suele ser inusual. Los pacientes pueden morir en fase aguda y la mayoría de los que sobreviven terminan desarrollando trastornos de memoria permanente. El test más fiable es la rápida respuesta a la tiamina parenteral. También se puede recurrir para su diagnóstico a la resonancia magnética.

Tratamiento

Cualquier persona que haya abusado del alcohol y padezca sintomatología de náuseas, vómitos, fatiga, apatía o hipotensión, hipotermia inexplicable y confusión, debe ser evaluado lo antes posible. Algunas de estas personas requieren ingresar en el hospital para proceder a su tratamiento y pueden necesitar ser vigilados si se encuentran en estado comatoso, letárgico o inconsciente.

FOTOGALERÍA: las bebidas alcohólicas más fuertes del mundo

Después de tomar una muestra de sangre se le suministran dosis de un gramo de tiamina. Esto hace que mejore desde el primer día en varios síntomas siempre que no sean de recuperación lenta como la pérdida de memoria y la capacidad intelectual. Estos dos déficits ni siquiera mejoran en algunos enfermos con síndrome de Korsakoff. Cabe destacar que aunque se trate, la enfermedad puede ocasionar daños cerebrales irreversibles.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017