Excite

El efecto del embarazo en dientes y encías

El embarazo es un periodo de cambios corporales en el que se producen fluctuaciones hormonales que afectan a todo nuestro organismo, modificando desde el aspecto de la piel o el cabello hasta la salud de las encías y los dientes.

Las fluctuaciones de los niveles hormonales pueden hacer que las encías sean más sensibles a la placa dental. Por este motivo, hasta un 70% de las embarazadas puede llegar a tener alguna enfermedad en sus encías, como gingivitis, es decir, la inflamación de las encías.

Los vómitos que a menudo se dan durante los primeros meses de embarazo pueden provocar también un aumento de las caries debido al contacto de los ácidos estomacales con los dientes. Si a eso le unimos el mayor deseo de dulces que sienten algunas embarazadas, el riesgo de padecer caries es aún mayor.

Los síntomas principales de que algo anda mal en tus encías consisten en el sangrado al cepillarse los dientes, encías hinchadas o enrojecidas, mal aliento o mal sabor de boca. Si tienes alguno de estos síntomas deberías acudir enseguida al dentista.

Procura cepillarte bien los dientes al menos dos veces al día durante un par de minutos como mínimo y utiliza hilo dental para asegurarte de que eliminas restos de comida que pueden quedar entre los dientes e inflamar las encías. Usa un cepillo que tenga filamentos suaves.

En cuanto a la pasta dental, busca alguna con flúor, pues previene la formación de caries, y procura que sea además de acción prolongada para que siga actuando después del cepillado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017