Excite

El cuidado de los bebés prematuros

Suelen darse con relativa frecuencia casos de bebés prematuros, que por alguna causa han nacido antes de haber completado las 40 semanas de gestación. Hay que aprender a cuidar a estos bebés de una manera especial, ya que entre otros problemas de salud que pueden o no afectarles, suelen nacer con poco peso y su crecimiento también suele desarrollarse de una manera diferente.

Tu pediatra seguirá paso a paso la evolución del bebé, por lo que no debes preocuparte. La alimentación suele ser una de las mayores inquietudes de los padres, ya que en ocasiones los bebés tardan en coger peso, les cuesta comer y suelen tener tendencia a vomitar la leche. Para los alimentos sólidos conviene esperar seis meses después de la fecha en que debería haber nacido.

El sueño es otra de las cuestiones con las que hay que tener paciencia, ya que aunque estos bebés suelen dormir más, también es cierto que se despiertan con más frecuencia. Aunque se ha hablado mucho sobre la mejor postura para dormir, parece que la más conveniente es boca arriba, en una cuna que tenga un colchón firme y sin almohada.

Al igual que con cualquier otro bebé, hay que prestar especial atención y observar si ve y oye bien, ya que entre los bebés prematuros es frecuente que puedan darse problemas de visión o de oído. Los otros cuidados tendrán que ver con las enfermedades más comunes en los bebés, aunque el calendario de vacunas es el mismo que para los que han nacido en la fecha prevista.

Imagen: Diegosaurius Rex en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016