Excite

El Botox, tan de moda en Hollywood puede ser causante de la depresión

  • Getty Images

Desde hace unos años, las famosas han puesto de moda el uso de botox para parecer más jóvenes. Esta sustancia, cuyo nombre real es toxina botulínica, si bien hace 'eliminar' las arrugas en la piel podría ser causante de depresiones si se tiene en cuenta un estudio reciente de la Unviersidad de Cardiff.

La investigación realizada en Gales afirma que si bien las inyecciones de botoxdan un aspecto más firme a la piel, las personas que se han sometido a este tratamiento tienen un 50% más de posibilidades de sufrir depresión que las que no. Así, las 25 mujeres que se hicieron tratamientos con botox y participaron en el estudio presentaron síntomas de depresión entre 2 y 4 semanas después.

La explicación que se da a este hecho es que el botox impide articular correctamente las emociones en la cara, bloqueando la sonrisa y haciendo que el cerebro no procese esta información, de ahí que la mayor propensión a tener una depresión.

FOTOGALERÍA: Famosas adictas al botox

El uso del botox es una práctica muy extendida en el mundo del espectáculo, tanto es así que incluso 'celebrities' de menos de 30 años se han decantado por su uso, como por ejemplo Lindsay Lohan, Lana Del Rey o Megan Fox. En el otro extremo se sitúa Nicole Kidman, que tras años usando botox ha decidido dejarlo reconociendo el daño que le ha causado en la cara.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018