Excite

Dormir, ¿adelgaza o engorda?

Todos sabemos de la importancia que tiene dormir las horas necesarias cada día para rendir bien en el trabajo, y sobre todo, llevar una vida sana. El caso es que la mayoría piensa que el hecho de dormir, sobre todo si se hace durante muchas horas, engorda. Esto acabó por generar el pensamiento de que si dormimos poco tiempo, adelgazamos. ¿Cuál es la realidad? Dormir, ¿engorda o adelgaza, y de qué depende?

    @i24mujer - Twitter

¿Dormir puede adelgazar?

Dormir es necesario y además aporta muchos beneficios a nuestro organismo, sin embargo, existe cierta incertidumbre en lo referente a engordar o adelgazar según lo que descansamos. Sorprendentemente, según desvelan varios estudios, existe una relación entre el sueño y el peso bastante interesante: dormir puede ayudar a la persona a adelgazar.

En una investigación llevada a cabo en la Universidad Brigham Young y publicada en la revista American Journal of Health Promotion evaluaron el momento del día en el que se descansa y la calidad del sueño, además del número de horas. Sabemos que tradicionalmente se recomienda descansar entre seis y nueve horas, pero veamos como afectan éstas a la grasa corporal.

¿Qué ocurre cuando se duerme?

Después de investigar cómo influyen los patrones de sueño en el estado físico de 300 chicas universitarias durante una semana, se descubrió que las participantes que dormían menos de 6,5 horas o más de 8,5 horas diarias tenían más grasas corporal.

La psicóloga Shelby Harris explica como funciona esto: "Cuando no dormimos lo suficiente, dos hormonas de nuestro cuerpo están afectadas en gran medida, la grelina y la leptina". La grelina se encarga de determinar el apetito, mientras que la leptina se centra en la saciedad, es la que nos dice que debemos parar de comer.

La leptina controla el metabolismo de la grasa monitorizando cuánta energía entra en el organismo regulando el hambre. Si no dormimos lo suficiente, o cuando disminuimos las horas de sueño unas noches, el cuerpo tiene más grelina que leptina, lo que hace que tengamos más ganas de comer.

En función de las horas

Tener una hora concreta para acostarse y el número de estados de vigilia que se tuvieran durante estas horas de sueño, están directamente relacionados con tener más o menos grasa. Las personas del estudio que registraron una variación de más de 90 minutos en el sueño, eran más propensos a tener más grasa corporal que los que tenían menos de 60 miuntos de variaciones y modificaciones en los tiempos de descanso.

Según revela la investigación, aunque es importante irse a dormir a una hora concreta todos los días, más importancia tiene que las horas de vigilia sean constantes, porque pueden tener muchas más implicaciones en el mantenimiento de la fisiología de nuestro cuerpo. En palabras de Harris: "No dormir permite que estemos fuera de la cama y activos durante más horas, lo que ayuda a la reducción de grasa corporal".

Sin embargo, los investigadores concluyeron que la calidad del sueño afecta directamente al peso de las personas. Las participantes que descansaban mejor estaban más delgadas. Éstas eran las que tenían un descanso más estable, se iban a la misma hora aproximada todos los días y no tenían interrupciones durante el descanso que pudieran venir de una apnea del sueño, estrés, depresión o ansiedad.

FOTOGALERÍA: Ventajas de dormir desnudo

Por último, destacar que dormir desnudo o hacerlo en un ambiente fresco adelgaza más que si lo hacemos tapados o en una habitación con calefacción. Esto se debe a que nuestro cuerpo trabaja en función de la temperatura ambiente quemando calorías para que estemos más calientes.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018