Excite

¿Cuál es la diferencia entre las vacunas de Moderna, la de Oxford, Pfizer y la rusa Sputnik?

Todo el planeta espera como agua de mayo una vacuna contra el coronavirus que sea efectiva y que nos permita volver a nuestras vidas tal y como las dejamos ante de esta pandemia que solamente unos pocos como Bill Gates fueron capaces de anticipar. Parece que la solución definitiva está cerca y ya son varios los laboratorios los que han presentado sus resultados preliminares, una serie de informaciones que, por su escasa distancia en el tiempo y por la cantidad de la misma, ha hecho que muchos futuros usuarios de éstas no sepan las características de cada una. Así, explicamos cuál es la diferencia real entre las vacunas de Pfizer, Moderna, la rusa Sputnik y Oxford, la última en presentar sus informes.

    Foto: Shutterstock

Características de la vacuna de Pfizer

La empresa alemana Pfizer se adelantó a todos sus competidores y presentó los ensayos de su vacuna antes que ningún otro laboratorio. Primero se anunció con un más que esperanzador 90% de efectividad para corregirlo al alza días después con un 95%, situándose en la cima respecto a las demás en este concepto. El principal problema que supone la vacuna de Pfizer es que es necesario la conservación de las dosis a una temperatura de -70º, haciendo no solamente más difícil su traslado desde la planta de producción de Bélgica en la que se fabrica, sino que dificulta el acceso a la misma a países en vías de desarrollo, que no contarían con las infraestructuras necesarias para conservarlas en un estado óptimo, lo que haría que su eficacia descendiera considerablemente.

En lo referente a su precio -algo que no nos afectará en España, ya que el Gobierno ha comprado ya 20 millones de dosis que distribuirá gratuitamente- superará los 15 euros por unidad, siendo necesarias dos de ellas para la correcta inmunización, por lo que ascendería a un coste de 30 euros por persona.

Características de la vacuna de Moderna

Por su parte, en Norteamérica, la opción más fiable es la investigación de la empresa privada Moderna en colaboración con los Institutos Nacionales de la Salud de Estado Unidos, un producto que cuenta con su alto precio, alrededor de 42 euros, como principal handicap con respecto al resto de opciones. La principal virtud de esta vacuna, que también necesita de dos dosis, es una eficacia probada del 94,5%, siendo ligeramente inferior a la demostrada por Pfizer, a la que derrota en lo referente a la conservación del producto, puesto que no se necesitan temperaturas extremas para ello, pudiendo permanecer estable a -20º durante 30 días, algo que se puede conseguir fácilmente en un congelador doméstico.

Características de la vacuna rusa Sputnik

Rusia decidió ir por libre en esto de la lucha del coronavirus y decidió desarrollar su propia vacuna, a la que se le ha dado el nombre de Sputnik V. Según el Gobierno de Vladimir Putin, ésta tiene una efectividad superior al 95% pasados los 42 días de la inoculación de la primera de dos las dosis necesarias. Su precio es bastante competitivo, un total de 20 dólares y no se han demostrado efectos secundarios de gravedad tras la ingesta. Destaca el hecho de que se estaría preparando ya una versión deshidratada de la misma, que si bien sería de una calidad inferior a la convencional, permitiría exportarse fácilmente a países con escasos recursos económicos.

Características de la vacuna de Oxford

La última propuesta presentada por un laboratorio puntero ha sido la desarrollada por la Universidad de Oxford y Astra Zeneca, siendo la que más dudas está sembrando entre todas las expuestas hasta ahora por sus resultados confusos. La opción británica se anota solamente un 70% en lo que a pacientes inmunizados con éxito se refiere, una cota que se alza hasta el 90% en el caso de aquellos que recibieron, por error, solamente dosis y media frente al resto de participantes en el ensayo, algo que hace que muchos expertos pongan en solfa la metodología utilizada por este fallo técnico. A destacar, la alta temperatura en la que las dosis de la misma permanecen estable, entre 2 y 8 grados positivos.

¿Puedo elegir qué vacuna ponerme?

Más allá de la efectividad y las dudas que dejan los productos de estos laboratorios, lo cierto es que los ciudadanos españoles no podrán elegir cuál de ellas inocularse, ya que quedará en manos de los responsables sanitarios estatales el decidir cuál de ellas comprar y cuál administrar en cada fase de vacunación, en tanto en cuanto primero se vacunará a los llamados 'grupos de riesgos' y después se dará paso al resto de la población, por lo que conforme avance el tiempo se podrán ir adquiriendo unas u otras y también puede que la investigación al respecto avance, pudiendo surgir terceras opciones más eicaces y económicas que no se contemplan hasta ahora.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2021