Excite

Dieta sana y equilibrada durante el embarazo

Durante el embarazo las mujeres deben cuidar tanto la cantidad como la calidad de sus comidas. La dieta del embarazo, contrariamente a lo que se cree, no se basa simplemente en comer más. Lo importante tanto para la madre como para el niño es comer mayores cantidades pero con más nutrientes y vitaminas, con variedad y calidad.

Calidad y variedad de la dieta

La base de la dieta durante el embarazo es la calidad y variedad de los productos, buscando la variedad en cada comida para conseguir la mayor cantidad de nutrientes esenciales, sin llegar al exceso, para el buen desarrollo tanto de la madre como del bebé.

Las necesidades calóricas de las embarazadas son 250 calorías por encima de una dieta diaria normal. Es fundamental que en esa dieta no falten cinco piezas de frutas al día, verduras, legumbres, pescado, carne, diversos productos lácteos y huevos. La fibra de los cereales es fundamental para que tanto la madre como el bebé se desarrolen en salud y equilibradamente.

Durante el embarazo hay que evitar el consumo excesivo de grasas, sobretodo de las grasas provenientes de la bollería industria, los snacks, las bebidas y refrescos gaseosos y azucarados y los dulces de repostería. Así mismo hay que evitar las bebidas con cafeina o cualquier otro tipo de estimulante.

La vitamina más importante durante el embarazo es el ácido fólico, presente en verduras como los espárragos, las legumbres o en carnes como el hígado. La necesidad diaria para las mujeres en estado es como mínimo de 0,4 miligramos por día. Esta vitamina es fundamental para el buen desarrollo del niño, sobretodo en las primeras semanas de gestación.

Es importante cuidar el peso durante el embarazo, por ejemplo gracias a esta guía.

La alimentación es la clave

La dieta durante el embarazo consiste también en espaciar las comidas y hacer tres grandes al día. Si hay hambre durante alguna de las comidas, algo que suele ser habitual, es recomendable tomar queso, yogur o alguna pieza de fruta. Así mismo es importante beber mucha agua para que la madre esté hidratada. Esto con una alimentación sana y equilibrada hará que el bebé y la madre estén sanos y fuertes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017