Excite

Deshidratación: síntomas y tratamiento contra la pérdida de líquido

Normalmente en verano o cuando las temperaturas son más elevadas, la pérdida de líquido suele ser mayor que la ingesta de este, dando lugar a lo que se conoce como deshidratación. Los síntomas y el tratamiento de la misma dependen del grado en que se encuentre, pero si no es grave se puede corregir en poco tiempo.

La sed, el primer síntoma

El agua es un elemento fundamental para el correcto funcionamiento del organismo. Los cuerpos se componen en dos terceras partes de agua, y por ejemplo, el cerebro es un 75 % de agua. Es por ello que según los especialistas al día hay que ingerir al menos un litro y medio de agua. Cuando esto no se produce se cae en riesgo de sufrir una deshidratación. Los síntomas y el tratamiento para combatir la misma varían según el nivel en el que esté.

¿Qué ocurre en el cuerpo?

La deshidratación se puede definir como un balance negativo de agua corporal, cuando la excreción de líquidos excede al consumo. Puede ser leve si hay una pérdida de entre el 1 % y el 3 % del peso corporal, moderada entre el 3 % y el 10 % y más del 10 % en casos graves.

El primer síntoma de una deshidratación leve o moderada es la sed, posteriormente la boca se reseca, la orina se vuelve muy amarilla y hay calambres musculares. Cuando la deshidratación se vuelve grave además se producen desvanecimientos, el corazón late más rápido y se acelera la respiración, aparecen vómitos, la piel se reseca e incluso se puede llegar a la inconsciencia.

Tratamiento según el grado

Según el grado de deshidratación que se sufra habrá que llevar un tratamiento u otro. En los casos leves o moderados bastará con beber mucha agua o bebidas con electrolitos, tomar entre 20 y 30 gramos de fibra al día y mejorar la alimentación para que no vuelva a suceder.

Si la deshidratación es grave es posible que sea necesaria la hospitalización y recibir líquidos por vía intravenosa para acelerar el proceso de hidratación del cuerpo.

Causas de la pérdida excesiva de líquido

Ya se conocen en la deshidratación sus síntomas y el tratamiento que hay que llevar a cabo para corregirla, sin embargo lo mejor es su prevención. Las causas de la misma suelen ser una sudoración excesiva por culpa del calor o el ejercicio, fiebre, vómitos, diarrea u orinar en exceso.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017