Excite

¡Descubre si has evolucionado más que el resto de los humanos!

  • Vox vía Youtube

Nadie se toma literalmente lo de que el hombre desciende del mono (más bien humanos y monos descienden de un mismo ancestro que no era ni una cosa ni la otra), pero todavía quedan grupos que niegan la evolución. Sin emabrgo, los efectos de los cambios evolutivos en los organismos son visibles en vivo y en directo.

Eso es lo que muestra el vídeo publicado por Vox, un canal de YouTube que se dedica a publicar vídeos con explicaciones sobre cualquier tema y evento. Esta vez se trata del vídeo titulado 'Proof of evolution that you can find on your body' y muestra precisamente eso, pruebas de la evolución que podemos encontrar en nuestro cuerpo.

El vídeo empieza con el método para descubrir si se posee el músculo palmaris longus. Se coloca el brazo con la palma hacia arriba sobre una superficie plana. Se unen los dedos pulgar y meñique y se levanta la mano ligeramente. Si en el brazo aparece un resalte, lo que vemos es el tendón del músculo palmaris longus, que servía a nuestros ancestros primates para colgarse de los árboles, pero que en la actualidad tiene poca utilidad, hasta el punto de que un 14% de la población ya no lo tiene.

FOTOS: Los 10 negocios más locos de la historia

Precisamente porque ya no tiene ninguna utilidad, este tendón es el más usado en medicina cuando se necesita un injerto en la muñeca. Es el de tamaño y longitud adecuados para la zona y su ausencia en su lugar original no cambia nada en cuanto a la fuerza y agarre de la mano.

De todas maneras, hay que recordar que la evolución es un proceso no dirigido, es decir, que los cambios que implica no representan superioridad de ningún tipo, sino adaptación al medio. Y antes de celebrarlo en exceso si no tenemos ese músculo, conviene recordar que todavía nos quedan las muelas del juicio, el intestino ciego y la piel de gallina como restos que la evolución no ha borrado del todo en nuestros cuerpos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017