Excite

Todos los cuidados para tu piercing

Algo aparentemente tan sencillo como hacerse un piercing puede causarte serias complicaciones si no sigues una serie de recomendaciones básicas de higiene. Por ello, en Excite te contamos todo lo que necesitas saber sobre los cuidados para tu piercing en los días inmediatamente posteriores a tu paso por el centro.

La cicatrización: El periodo más importante

Hoy día, podemos hacernos un piercing en prácticamente cualquier parte del cuerpo. De hecho, en función de la zona, la herida requerirá una serie de atenciones específicas que deberás complementar con los cuidados básicos para tu piercing que te damos a continuación.

  • Para que el proceso de cicatrización se realice con todas las garantías higiénicas, debes lavarte la zona con un jabón ansiséptico unas tres veces al día durante un total de ocho semanas.
  • Lávate bien las manos cuando vayas a manipular el piercing para evitar que la zona esté expuesta a los gérmenes.
  • Olvídate de bañarte en el mar o en la piscina durante el periodo de cicatrización, ya que se trata de focos de acumulación de bacterias que pueden traerte más de una complicación desagradable.
  • Evita el uso de colonias, lociones corporales o jabones que contengan alcohol, así como el uso de maquillaje si el piercing te lo has hecho en la cara.
  • Si notas que la zona se enrojece y se hincha un poco, presta atención a su evolución durante un par de días y aumenta el número de lavados con el jabón antiséptico. Nunca recurras al agua oxigenada o productos similares. Si no remite, tendrás que acudir a tu centro de salud.
  • Huye del sol, en la medida de lo posible. Si el piercing está en el ombligo lo tendrás fácil utilizando ropas anchas de algodón transpirable. Si está en alguna otra zona más expuesta como la ceja, trata de usar unas gafas XL y bien gorras que protejan la zona de los rayos ultravioletas.

Piercing oral o genital: Aumentan las atenciones

Los cuidados para el piercing se ven considerablemente incrementados si nos lo hacemos en la lengua o en la zona genital. En el primer caso, trata de evitar los roces, así como el consumo de bebidas alcohólicas durante la cicatrización, que será algo más lenta. Si tenemos el piercing en los genitales, tendrás que lavar la zona antes de mantener relaciones sexuales y utilizar siempre el preservativo para evitar infecciones.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017