Excite

¿Cuánto engordamos en Navidad por las cenas y comidas?

  • halbornoz292 - Flickr

La cena de Nochebuena no es una competición para ver quién puede comer más... pero lo parece. La verdad es que, aunque uno se limite a probar un poco de cada uno de los platos presentados, al final habrá comido mucho más de lo acostumbrado. Y eso tiene consecuencias, generalmente alrededor de la cintura.

Y la cosa no se limita a la cena de Nochebuena o a la comida del día de Navidad. Durante todo el período de fiestas los dulces típicos están siempre disponibles, y no es fácil decir que no a un polvorón de nada o un trocito de turrón de Jijona. Y el mazapán, con esas formas tan graciosas que le dan, y los barquillos, que son tan ligeritos, y los alfajores y las galletas en forma de arbolito navideño. Ya lo decía Oscar Wilde, la mejor forma de eliminar una tentación es caer en ella.

Para quien está a dieta debido a alguna enfermedad (diabetes, hipertensión, etc.), las fiestas pueden ser una especie de tortura, pero para quien simplemente está a dieta para adelgazar por motivos estéticos, es casi imposible no ceder. Y los resultados se notan: según un estudio, en las tres semanas que duran las fiestas navideñas se puede llegar a engordar de dos a cinco kilos.

Por suerte, hay algunos trucos para intentar controlarse. Por ejemplo, se puede decidir de antemano cuántos canapés se van a comer y limitarse a ese número. De esta manera, además, es más fácil seleccionar los menos calóricos, evitando fritos y grasas.

FOTOS: Decoraciones de Navidad alternativas: ni árbol ni belén

Otro truco muy sencillo: llevar ropa ajustada a la cintura. Es un medio eficaz de llegar pronto al punto en que 'ya no me cabe nada más'. No vale a soltarse el botón del pantalón a media comida. La bebida es un problema, pues no parece llevar muchas calorías, pero las lleva. Si por cada copa de vino tomamos algunos tragos de agua, habremos reducido el exceso.

Aunque en Navidad suele hacer demasiado frío para que apetezca, es recomendable no quedarse sentado horas y horas mientras se hace la digestión. Un buen paseo después de los cafés no solo es un saludable ejercicio, también nos mantiene alejados de la bandeja de los turrones. Y si todo falla, ¡ya haremos dieta el año que viene!

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018