Excite

¿Cuándo tiene que dejar el chupete un niño?

Los niños encuentran en el chupete a su primer aliado contra la ansiedad si exceptuamos los pechos de la madre. La succión los relaja desde que son bebés contra todo aquello que les supone un problema que no saben solucionar. Con el tiempo, comienzan a sentir una menor necesidad de succionar, indicándonos cuando tiene que dejar el chupete el niño.

    @sonrisasPHB - Twitter

¿Cuándo es el mejor momento?

Existe un consenso generalizado que considera que se le debe quitar el chupete al niño al llegar a la edad de los dos años. Sin embargo, muchos se preguntan si es a los dos años recién cumplidos o si no importa que se lo quitemos con dos años y once meses.

El caso es que todos los niños tienen la necesidad de succionar de manera natural desde que nacen hasta los dos o tres años. Además, cada niño lo hace con más preferencias por el pecho, el biberón, el dedo o el chupete. No son todos iguales.

Cuando los niños pequeños succionan, la presión sobre el paladar que realizan les ayuda a calmarse y regularse frente a las dificultades con las que se topa en el día a día. ¿Y por qué lo relaja? Pues porque el niño relaciona la succión con el bienestar de los primeros contactos con la madre.

La necesidad de succionar desaparece de forma natural en el niño entre los 24 y los 36 meses. El caso es que algunos niños quieren seguir usando el chupete después de los tres años, lo que no significa un problema. Y es que algunos niños necesitan succionar por más tiempo que otros, pero debemos saber diferenciar cuando existe un problema.

El problema no es el chupete, sino la manera de usarlo. Más que la edad a la que lo usa nos deben alertar problemas como que lo use cada vez más en vez de cada vez menos y si lo usa de manera insistente y no puede salir sin él a ninguna parte también es para estar alerta.

No obstante, aún dándose esta circunstancia no debemos tratar de quitar el hábito de forma tajante. La clave estará en averiguar que es lo que le causa esta adicción al chupete y una vez solventado, el hábito cambiará. Una vez controlado, hacer que deje el chupete será mucho más fácil, pero siempre sin agobiarnos ni ponernos tensos con el niño.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018