Excite

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de abstinencia?

El síndrome de abstinencia consiste en una serie de reacciones físicas que tienen lugar en el momento que la persona deja de consumir sustancias a las que es adicta. Aunque normalmente está ligada a sustancias psicoactivas, bebidas alcoholicas y otras drogas como el tabaco, también puede darse sin que haya una sustancia de por medio. En estos casos aparece por una dependencia emocional hacia otra persona, que se traduce en dolores y problemas físicos. Todos los síntomas del síndrome de abstinencia tienen en común la alteración del funcionamiento normal del sistema nervioso.

    @SoyMazuelas - Twitter

Síntomas del síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia presentará unos síntomas u otros dependiendo del organismo de la persona y de la sustancia a la que se generó una dependencia. Si la dependencia surgió emocionalmente por otra persona, aquí el factor más importante es el nivel de impacto de la pérdida en su vida normal.

Alcohol

En el caso de los bebedores relativamente moderados, el síndrome de abstinencia comienza entre 12 y 24 horas después de haber dejado de beber. Sus síntomas son temblores, debilidad, escalofríos, deshidratación, cefaleas y náuseas. El deseo de volver a beber también es bastante común.

Cuando se trata de personas más enganchadas al alcohol, además de los síntomas anteriormente descritos, se puede producir el evento conocido como delírium tremens, que se da entre los 2 y los 10 días después de dejar de ingerir alcohol pudiendo acarrear la muerte. En este caso, el paciente se muestra desorientado, ansioso, tiene sudoración excesiva, pesadillas, alteraciones en el tacto y depresión profunda. En algunas ocasiones se puede acelerar el pulso, tener fiebre, sufrir convulsiones conocidas como epilepsia alcohólica y alucinaciones.

El delirium tremens puede derivar en el síndrome de Korsakoff en caso de haber deficiencia de vitaminas. Este mal hace que la persona pierda la memoria de acontecimientos recientes. También se puede desarrollar encefalopatía de Wernicke, problema que causa movimientos anormales en ojos y extremidades, confusión y cambios en el carácter.

Síntomas de otros síndromes de abstinencia

En el caso del tabaco, por lo general, la probabilidad de presentar síntomas del síndrome de abstinencia aumentan cuanto más tiempo y más cigarros haya estado fumando la persona. Los más típicos son el deseo irrefrenable de fumar, tensión, irratabilidad, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, insomnio y aumento de apetito y de peso debido a la ansiedad.

Con narcóticos como opio, morfina, heroína, codeína y oxicodona, la reacción del cuerpo suele presentar una respiración agitada acompañada de bostezos, sudoración y lagrimeo, para luego aparecer hiperactividad, estado exagerado de alerta, aumento del ritmo cardíaco, sensación de piel de gallina y fiebre.

También se puede dar el síndrome de abstinencia al dejar de tomar medicamentos depresores del sistema nervioso. Estos son los conocidos como fármacos ansiolíticos e hipnóticos. Se recetan para calmar la ansiedad y conciliar el sueño pero si se toman en altas dosis o en periodos prolongados pueden generar adicción. Los síntomas pueden ser muy fuertes, similares a los del delirium tremens, incluyendo malestar general, temblores, depresión, delirios, alucinaciones e insomnio.

FOTOGALERÍA: el efecto de las drogas en el cerebro de manera artística

Otras drogas como las anfetaminas, entre las que se encuentra la metanfetamina y el MDMA o éxtasis, la cocaína y el polvo de ángel o feniclidina también despiertan fuertes síntomas de síndrome de abstinencia después de un consumo prolongado. Se pueden dar tendencias suicidas, delirios, alucinaciones, depresión, ansiedad por falta de drogas, fatiga, trastornos del sueño y carácter violento.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018