Excite

¿Cuál es la diferencia entre tener VIH y SIDA?

  • ® Getty Images

Las recientes declaraciones del actor Charlie Sheen, conocido por su papel en la serie Dos Hombres y Medio, admitiendo que es portador del virus del SIDA, ha reabierto la cuestión sobre esta enfermedad.

El virus de inmunodeficiencia humana, VIH, es el causante de la pandemia de SIDA. Se trata de un retrovirus que ataca al sistema inmunitario, debilitándolo, con lo que la persona afectada es vulnerable a todo tipo de infecciones. Algunas de estas infecciones, en un organismo debilitado, son las que finalmente acaban con la vida de algunos enfermos.

Cuando el virus entra en el organismo, el cuerpo reacciona fabricando anticuerpos específicos. Detectados en un análisis de sangre, se dice que la persona es portadora del virus del SIDA o seropositivo. Este es el punto en el que se encuentra Charlie Sheen, infectado por el VIH pero sin desarrollar todavía SIDA. El cuerpo humano no tiene armas eficaces para luchar contra este virus, por lo que si se produce la infección y se la deja seguir su curso natural, el pronóstico es fatal. Hay algunos casos de personas resistentes al virus que no se infectan a pesar de estar en contacto, pero se trata de excepciones a la norma.

Por fortuna, hoy en día se dispone de medicamentos eficaces para mantener la carga viral a bajo nivel. De este modo, al estar el virus controlado, el sistema inmune sigue teniendo su fortaleza habitual y no se producen las infecciones oportunistas que ponen en riesgo la vida del paciente. Se dice que se ha convertido lo que era una dolencia mortal en una enfermedad crónica, pues por el momento no es posible eliminar por completo el virus y el paciente debe seguir medicándose de por vida.

FOTOS: Famosos que superaron el cáncer

Una vez instalado el virus en el organismo, la carga viral sube al tiempo que disminuyen las defensas, que van perdiendo la batalla. Se producen entonces una serie de enfermedades y síntomas debidos a la debilidad del sistema inmune, y en conjunto se conocen como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA. Se trata de infecciones oportunistas y neoplasias que no se dan en personas sanas y que, en cambio, son muy frecuentes en las personas con VIH. Es evidente que una terapia temprana evitará que el virus tenga la oportunidad de dañar el sistema inmune.

El VIH se adquiere por intercambio de fluidos, principalmente a través de las relaciones sexuales y del intercambio de jeringuillas en el caso de drogadictos, y también de la madre gestante al feto. Al principio también hubo casos de contagio por transfusión sanguínea, pero nuevos controles en las donaciones de sangre los evitan ahora por completo. En la actualidad se trabaja en nuevos medicamentos más potentes y se intenta conseguir una vacuna.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018