Excite

Las adicciones sin sustancia, como internet o las compras, crecen peligrosamente

La comunidad médica en España se está preocupando ante el aumento de las adicciones sin sustancias, aquellas que no implican el consumo físico de ninguna droga, las cuales pueden llegar a ser igual de peligrosas. Al ya famoso adicto al juego o al trabajo se le suman nuevas categorías, como el adicto a las compras o a internet.

El Doctor Javier García Campayo, que trabaja en el hospital Miguel Servet de Zaragoza ha alertado sobre este aumento de la adicción sin sustancia, que ya afecta a uno de cada cuatro españoles y no tiene impresión de que estas adicciones vayan a remitir, ya que se calcula que aumentan a un ritmo del 5% cada década. De este modo, se calcula que un 3% de la población española es adicta al juego, cifras que aumentan si observamos al adicto a internet, un 15% de la población; el adicto a las compras, un 16%; o los adictos al trabajo o el sexo, un 10% cada una respectivamente.

Los médicos avisan del peligro que supone una adicción sin sustancia, ya que básicamente están formadas por consumos y comportamientos aceptados por la mayor parte de la población, con lo que su diagnóstico se hace algo difícil, ya que el problema no está en el consumo, sino en su cantidad. Las fuentes médicas dan algunos consejos para tratar de detectar los casos, ya que al margen del adicto al juego no existe ningún diagnóstico oficial.

Por ejemplo nos encontraríamos con un adicto a internet si vemos que alguien pasa, al margen de su jornada laboral, más de tres horas diarias navegando por la red; del mismo modo se nos avisa sobre los adictos al trabajo , los cuales pueden llegar a dedicar más de 12 horas diarias a su empleo; o los adictos al sexo, los cuales tienen la necesidad de mantener todas las relaciones sexuales posibles, con un mínimo de tres veces al día. Todos estos consumos masivos no responden a un disfrute real, sino a una dependencia que obliga al abuso para esquivar el síndrome de abstinencia.

El propio Doctor Javier García Campayo declara que la mayoría de las adicciones sin sustancia son debidas a nuestra cultura materialista actual, la cual prima el consumo, la apariencia y la posesión sobre el disfrute y el desarrollo. Sufrir alguna adicción sin sustancia es muy grave, afectándose nuestra vida familiar, social y laboral, llegando incluso a afectar a la propia salud, pues las adicciones sin sustancia pueden llegar a ser tan peligrosas como una drogodependencia.

Imagen: stefanx80 en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017