Excite

Controlar la diabetes en vacaciones

A menudo, cuando llegan las vacaciones de verano, las personas diabéticas tienden a descuidarse en el cuidado de su salud y no es raro que al llegar septiembre sus niveles de glucosa estén descontrolados.

Cuando se rompe la rutina habitual de una persona al llegar las vacaciones, pueden verse alteradas también las rutinas del diabético relacionadas con el control de su enfermedad. Además, los cambios en sus vidas, como los cambios en el nivel de actividad física o en las comidas, pueden requerir hacer ciertos ajustes en el tratamiento. Por este motivo es importante seguir algunos consejos básicos al llegar las vacaciones.

La endocrinóloga del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, Clotilde Vázquez, aconseja que los diabéticos aumenten el número de autoanálisis diarios, llegando a hacer entre cinco y diez al día. Esto les aportará una mayor información sobre cómo los cambios en sus vidas están afectando a su organismo y les permitirán ajustar mejor el tratamiento.

No es raro que al viajar a otro país aparezca la típica diarrea del viajero. En este caso, la especialista aconseja que el diabético preste mucha atención a su hidratación, que debe hacerse con azúcar. Señala también que debe seguir poniéndose insulina incluso aunque no coma nada.

Una tentación habitual durante las vacaciones se debe a la mayor variedad de alimentos con que nos encontramos, las comidas en restaurantes, o el deseo de probar sabores nuevos. Esto puede propiciar que lleguen a producirse excesos. Si el diabético, sobre todo en casos de diabetes tipo 2, no controla esto, corre el riesgo de volver con varios kilos de más y su enfermedad descontrolada.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017