Excite

Conocer un poco mejor el cordón umbilical

De manera general podría afirmarse que el cordón umbilical es el nexo de unión entre la madre y el bebé, aunque esto no es del todo exacto porque en realidad es lo que une al feto con la placenta. A través de él se produce un intercambio de sangre, oxígeno y nutrientes que permite el crecimiento y el normal desarrollo del niño dentro del vientre materno.

A lo largo del embarazo pueden surgir algunos problemas en torno al cordón umbilical, como que se produzcan nudos o lo que se conoce como circular del cordón. Debido a que el bebé está en constante movimiento, especialmente en los últimos meses de gestación estas son unas situaciones que pueden producirse con cierta frecuencia, aunque no deben representar ningún problema a no ser que se produzcan complicaciones que impidieran la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé.

En el caso de que el bebé traiga el cordón umbilical enrollado al cuello en el momento del parto el equipo médico sabrá cómo actuar, cambiándolo de postura, seccionándolo o en último caso practicando una cesárea. Estudiándolo un poco mejor, el cordón umbilical está formado por tres vasos sanguíneos, es decir, una vena y dos arterias. Si esto no fuera así, habría que llevar un mayor control durante el embarazo.

A la mayoría de los papás y las mamás les preocupa saber cuándo se desprenderá el fragmento de cordón umbilical que permanece en el ombligo de sus bebés después del parto. Esto puede suceder a los 4 o 5 días, aunque también puede prolongarse durante un par de semanas. Suele tardar un poco más de tiempo cuando el bebe ha nacido por cesárea, aunque esto no debe ser motivo de preocupación.

Imagen: Herkie en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016