Excite

Como evitar el daño causado por los tacones

Los tacones aumentan la estatura y hacen que las piernas parezcan más estilizadas, pero al mismo tiempo, producen dolor en los dedos o la planta del pie o hacen que los pies acaben hinchados.

Los traumatólogos suelen recomendar que no se usen tacones de más de tres centímetros, aunque hay quien afirma que pueden usarse tacones de hasta cinco centímetros hasta los 50 años de edad.

El uso del tacón alto puede ocasionar dolor de espalda y cuello porque producen una alteración en la alineación de la columna. También pueden causar juanetes, inflamación del tendón de Aquiles o dedo martillo.

El tacón impide que el sistema venoso funcione correctamente. Por este motivo, son comunes también las varices y la retención de líquidos en mujeres que usan tacones de forma habitual.

Aún así, hay quien habla también de los beneficios de los tacones. Por ejemplo, si usas un tacón medio, de unos cinco centímetros, los músculos de la pelvis trabajan más, mejorando su contracción. Como consecuencia, se produce un mayor disfrute sexual.

Por otra parte, los zapatos completamente planos, como las bailarinas, pueden hacer que haya un exceso de tensión en el tendón de Aquiles y en la musculatura de la parte trasera de las pantorrillas. También puede producirse un problema llamado fascitis plantar, debido al golpe del pie contra el suelo y la falta de absorción de parte del peso de cuerpo. Para evitar este doloroso problema, los especialistas recomiendan el uso de un centímetro de tacón.

Además de no llevar tacones demasiado altos, los especialistas recomiendan cambiar la altura del tacón cada día y utilizar tacones anchos, que reparten mejor el peso del cuerpo. De este modo, no tendrás que renunciar a los tacones y, al mismo tiempo, cuidarás tu salud.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017