Excite

Cómo educar a los niños bilingües

En la actualidad no es nada extraño encontrarnos con niños bilingües, bien porque cada progenitor tiene una lengua materna diferente, bien debido a que la familia ha emigrado a un país extranjero, o incluso por iniciativa propia de los padres, que quieren enseñar a sus hijos otro idioma desde muy temprana edad.

Para los niños es mucho más fácil aprender un idioma que para los adultos, puesto que su cerebro procesa la información de manera diferente, viéndose favorecido el aprendizaje. Cuando los niños aprenden dos idiomas desde el nacimiento, ambos quedan almacenados en la misma área del cerebro, los interconectan como si fuesen lo mismo (como dos palabras sinónimas en un mismo idioma) y no sienten la necesidad de traducir de un idioma a otro.

Además, ser bilingüe aporta diversos beneficios. Por ejemplo, esos niños suelen tener una mayor tendencia a ser creativos y suelen tener también una mayor capacidad para aprender más idiomas en el futuro.

No obstante, también pueden aparecer algunos inconvenientes, como tardar más en empezar a hablar, invertir el orden de las palabras en una frase o mezclar ambos idiomas.

Para favorecer su aprendizaje y no confundirlos, es preferible que una misma persona les hable exclusivamente en un único idioma. Por ejemplo, la madre puede hablarles siempre en inglés y el padre siempre en español.

Si se trata de niños que viven en un país extranjero, el idioma de sus padres pasará a ser el idioma minoritario, de manera que puede ser necesario reforzarlo. Por ejemplo, usando ese idioma en casa con más frecuencia o apuntándolo a algún centro donde pueda practicarlo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017