Excite

Cómo donar la médula ósea

La médula ósea es un tejido esponjoso que ocupa la cavidad interna de determinados huesos largos y planos. En su composición celular se alojan las llamadas células madre hematopoyéticas, responsables íntegramente de la producción de las células blancas y rojas que constituyen la sangre. Determinadas patologías, especialmente cancerígenas, solamente admiten como procedimiento terapéutico un trasplante, en cuyo caso conviene conocer cómo donar la médula ósea para todas aquellas personas interesadas y aptas para aportar su grano de arena.

Requisitos para donar médula ósea

Determinadas enfermedades, especialmente leucemia, linfoma y mieloma múltiple, tienen su origen en una producción errática por exceso, por defecto o por anomalías, de un determinado tipo de células sanguíneas derivadas de las conocidas como células madre hematopoyéticas o progenitores hematopoyéticos. En muchos de estos casos, el trasplante de dichas células, normalmente a partir de médula ósea, es la única opción terapéutica, ya que las posibilidades de curación pasan por sustituir las células alteradas por otras normales.

Quién puede ser donante de médula ósea

La capacidad para donar médula ósea se extiende a aquellas personas inscritas en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea, y por añadidura en la Red Mundial de Donantes de Médula Ósea (REDMO), cuya edad esté comprendida entre 18 y 55 años, no embarazadas y carentes de enfermedades transmisibles, especialmente SIDA/VIH/Hepatitis B/C. Una vez superado este perfil genérico, deben tenerse en cuenta otros supuestos de contraindicaciones que afectan a diabetes insulinodependiente, hipertensión, antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular, trombocitopenia (déficit de plaquetas), estar afecto de trastorno que demande un tratamiento anticoagulante y patologías cardiovasculares, hepáticas o respiratorias que pudieran encerrar riesgos adicionales sobre el donante.

Cómo llevar a cabo la iniciativa

El Plan Nacional de Médula Ósea implementado por el Ministerio de Sanidad en colaboración con las Comunidades Autónomas y la Organización Nacional de Trasplantes, contiene exhaustiva información acerca del procedimiento de registro como donante y sobre cómo donar la médula ósea.

Para acceder a tal registro, el interesado debe ponerse en contacto con el centro de donación de su preferencia para concertar una cita, que suele demorarse entre 2 y 5 días tras su solicitud, donde será sometido a un análisis de sangre destinado a efectuar las pruebas de histocompatibilidad que le habilitarán o no para adquirir la condición de donante de médula ósea. Desde entonces, tanto la información suministrada como los resultados de estas pruebas forman parte de la base de datos REDMO.

Características de la intervención

El mecanismo clínico de la extracción de células madre a partir de médula ósea se basa en la punción del hueso pélvico (en raras ocasiones del esternón), en condiciones de anestesia general o regional que entrañan el único y mínomo riesgo de la intervención. Es posible arrastrar durante no más de una semana pequeñas molestias tras la extracción en la zona de punción.

Una iniciativa muy saludable

Para informarse acerca de cómo donar la médula ósea puede consultarse el Plan Nacional de Médula Osea suscrito entre las Administraciones competentes en la materia. Como requisitos ineludibles se establecen tener entre 18 y 55 años, encontrarse exento de una serie de patologías que puedan ser transmitidas al receptor o constituir serio peligro para el propio donante. Quienes en cumplimiento de todos los requisitos decidan contribuir a salvar vidas por este procedimiento, una vez sometidos a un filtro sobre pruebas de histocompatibilidad quedan inscritos en la Red Mundial de Donantes de Médula Osea.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017