Excite

Cómo combatir las molestias de las últimas semanas del embarazo

El tercer trimestre del embarazo puede resultar bastante molesto debido al aumento de peso, el cambio del centro de gravedad, el mayor tamaño del bebé y el gran volumen de líquido amniótico en el interior del útero.

Se produce una mayor presión sobre articulaciones y huesos que puede ocasionar dolores de espalda debido al aumento de peso y la carga que supone el bebé. Para superar estos dolores es aconsejable caminar con frecuencia para fortalecer los músculos de la espalda, dormir con una almohada entre las piernas o mantener las piernas en alto siempre que sea posible.

La mala circulación y el aumento de peso suelen tener como consecuencia la aparición de varices en muslos y pantorrillas. También es típica la aparición de estrías por la distensión de la piel. Poner las piernas en alto a menudo y no pasar demasiadas horas seguidas de pie puede ayudarte en este sentido.

La presión que el bebé ejerce sobre el estómago puede producir reflujo gastroesofágico, que consiste en una regurgitación del ácido gástrico del estómago, que conlleva una sensación de quemazón en el esófago. Para evitar esto, come pequeñas cantidades, haciendo más comidas al día, y evita los alimentos picantes.

El estreñimiento es también habitual debido a la presión sobre el aparato digestivo, y en ocasiones pueden aparecer hemorroides. Por este motivo es importante que aumentes la cantidad de fibra que tomas en tu dieta y bebas agua a menudo.

Para los pies hinchados, el mejor remedio es mantenerlos en alto y sumergirlos en agua fría cuando los notes demasiado hinchados.

Siguiendo esos consejos y con una buena dosis de paciencia, podrás hacer un poco más llevadera esa molesta etapa final de tu embarazo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017