Excite

Cómo bajar la fiebre

Cómo bajar la fiebre, es un problema habitual al que nos enfrentamos al menos una vez cada año, especialmente en los cambios estacionales. Además de los fármacos, existe un amplio número de remedios caseros, tan eficaces como sencillos. Con todo, hay que tener siempre presente que la fiebre es un síntoma, no una enfermedad en sí misma y que, en la mayoría de los casos, es la forma que tiene nuestro cuerpo de combatir el mal que nos ataca.

Remedios caseros para afrontar una subida repentina de temperatura

En muchas ocasiones nos enfrentamos a cómo bajar la fiebre, un problema que normalmente nos surge con prisas y sin medios al alcance. Para ello, además de los fármacos, existe una amplia tradición de remedios caseros que son muy prácticos y eficaces, si bien nunca hay que olvidar que la fiebre es siempre el síntoma de algún mal que afecta a nuestro cuerpo, que de esa forma se defiende de infecciones y otros males.

Para bajar la fiebre, el remedio más tradicional consiste en aplicar paños mojados en agua fresca sobre la frente, cambiándolos tan pronto como se calienten. También es útil para bajar la fiebre mojarse con una esponja o o meterse en una bañera de agua templada, casi fría, pero no del todo, pues podría ocasionar un shock por el cambio brusco de temperatura. Es recomendable también beber muchos líquidos, pues al tener temperaturas más altas de lo normal (37,5º C), respiramos con más rapidez, perdiendo muchos fluidos. Con más motivo si la fiebre va acompañada de diarreas. Por eso es bueno tomar mucha agua, sopas y jugos.

A pesar de la creencia mayoritaria, para bajar la fiebre no es recomendable abrigarse en exceso, sino más bien al contrario. Es mejor mantenerse con ropa ligera, para que el cuerpo se refrigere, expulsando la humedad de forma más sencilla.

Existe también un sinfín de hierbas medicinales que, tomadas en infusión, ejercen de antipiréticos naturales (tomillo, manzanilla, salvia, escaramujo, centaurea...). Por ello es recomendable tener en casa o cultivar directamente nuestro propio botiquín natural. Con todo, al ser la fiebre un síntoma y no una enfermedad, una defensa natural de nuestro cuerpo, es también aconsejable permitir que siga su curso, de forma que desarrollemos las defensas necesarias contra el mal que nos ataca, fortaleciendo así nuestro sistema inmunológico.

Remedios caseros y eficaces para bajar la fiebre

Cómo bajar la fiebre, existen numerosos fármacos, pero los remedios de la abuela son también altamente eficaces y respetuosos con nuestro cuerpo. Paños calientes, mojarnos con esponjas empapadas en agua, bañarnos en agua tibia, hierbas medicinales, vestir ropa ligera, son algunos de las recomendaciones tradicionales que permiten que la fiebre actúe como lo que es, una defensa de nuestro organismo contra la enfermedad y no una enfermedad en sí misma.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018