Excite

Comer nueces y cacahuetes alarga la vida según una investigación

  • @abc_salud - Twitter

Ya se conocía que la inclusión de frutos secos en la dieta, sin abusar, es positiva para nuestro organismo. Ahora, un grupo de investigadores ha revelado que comer medio puñado de nueces o cacahuetes al día puede reducir , de manera considerable, el riesgo de muerte prematura, alargando la vida.

El estudio, que fue publicado en el International Journal of Epidemiology, ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Maastricht, en Holanda. En otros análisis anteriores ya se había demostrado que había una relación entre la salud cardiovascular y el consumo de los frutos secos. En éste se ha conseguido sacar una relación entre las nueces, los cacahuetes y la prevención de determinadas enfermedades.

Los responsables de la investigación encontraron que el riesgo de muerte prematura se reduce en un 23% para las personas que consumen unos diez gramos de nueces o cacahuetes al día.

En el proyecto también se analizó la mantequilla de maní, que resultó no ser beneficiosa por su alto porcentaje tanto de sal como de grasas trans, que son las que aumentan el riesgo de sufrir diabetes e infartos.

Los participantes en la investigación fueron 120 000 holandeses que tenían una edad comprendida entre los 55 y los 69 años. Entre ellos había tanto hombres como mujeres que dieron información sobre su dieta y el estilo de vida que llevaban en 1986. Diez años después se observó su tasa de mortalidad.

Los consumidores de estos dos frutos secos sufrieron un menor porcentaje de muertes por cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias y neurodegenerativas. El riesgo de mortalidad bajaba en un 23% en estas personas.

Y concretando por tipo de enfermedad, un 45% menos de los consumidores de frutos secos sufrieron enfermedades neurodegenerativas, un 39% menos murieron por enfermedad respiratoria y hasta un 30% menos sufrió una diabetes.

FOTOGALERÍA: comidas y alimentos que provocan cáncer

Eso sí, los investigadores tuvieron en cuenta la circunstancia atenuante de que los consumidores de frutos secos, también comían más frutas y verduras y que las mujeres que consumían frutos secos, en la mayoría de las ocasiones eran más delgadas que el resto. Por lo tanto, puede que todo esto sea causa de una dieta sana y equilibrada, aunque las nueces y los cacahuetes tengan su parte de culpa.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018