Excite

Comer insectos es la solución al problema del cambio climático según la FAO

  • © Getty Images

Ya lo dijo hace un año. Pues ahora, insiste de nuevo por si se nos había olvidado. La FAO, la organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, afirma que comer insectos puede ser una de las soluciones al problema del cambio climático. Y es que si la mayor parte del mundo adoptara este tipo de dieta, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la ganadería tradicional se verían reducidas drásticamente.

Según la FAO, la industria cárnica genera una quinta parte del dióxido de carbono y metano que emitimos a la atmosfera y que agravan el calentamiento global. Los insectos, sin embargo, emiten menos gases de efecto invernadero y de amoniaco, necesitan menos espacio que el ganado tradicional y los costes de su roducción son muy bajos. Por si fuera poco, son un tipo de alimento equilibrado porque aportan grasa, proteína, vitaminas, fibra y minerales.

Para concienciar a la población, la FAO y la universidad holandesa de Wageningen han celebrado una conferencia titulada Insectos para alimentar al mundo, con el fin de promover el uso de insectos como alimento humano y como forraje o alimento para ganado, sustituyendo así alimentos más caros como los cereales.

VÍDEO: El calentamiento global, un mal de nuestros días que afecta al cambio climático en 2013

Con una nueva dieta que tenga como base proteica el insecto se conseguiría pues atajar el problema de calentamiento global, por lo que tendríamos un planeta más ecológico. Pero es que además, según la FAO, es la única manera de alcanzar la producción de alimentos que se necesitará en 2050 para atender a una población mundial de nueve mil millones de personas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017