Excite

Beneficios de dejar de fumar para la piel: todo son ventajas

Uno de los motivos que hacen a muchas personas dejar de lado el hábito del tabaco son los beneficios de dejar de fumar para la piel, que parecerá mucho más jóven, firme y sin manchas que durante el consumo de este producto. Te mostramos cuáles son los efectos más notorios a corto y medio plazo.

Tabaquismo y envejecimiento

Muchos fumadores se quejan de uno de los aspectos más notables del consumo de esta sustancia, que es el envejecimiento notorio que experimentan externamente. Así, los beneficios de dejar de fumar para la piel son muchos, dejándose notar al poco de dejar el hábito.

¿Qué sucede en la piel?

Los radicales libres presentes en el tabaco son responsables de que la piel envejezca más rápidamente en los fumadores que en las personas que no consumen tabaco, ya que se reduce la capacidad antioxidante de la sangre hasta en la mitad de lo normal.

Además, el consumo de tabaco también reseca la piel, provocando que las arrugas se manifiesten a más temprana edad o incluso multiplicándose. Parecido efecto tiene sobre el pelo, secándolo como hace con la piel

Los efectos de dejar el tabaco se notan en la piel incluso horas después de estar sin consumir. Así, ésta aparece mucho más hidratada que mientras que se fuma, ya que la sangre fluye más libremente entre las células de la piel, en especial las de la cara.

Cuando se deja de fumar, poco a poco la piel va recuperando el aspecto que debería tener si no se hubiera estado consumiendo tabaco, dotando a la persona que deja el hábito de un aspecto mucho más juvenil y saludable.

Deja el tabaco, preocúpate por tu piel

Si nunca has pensado en los beneficios de dejar de fumar para la piel, debes saber que éstos son notorios desde unas horas después de abandonar el consumo de esta sustancia, ya que la epidermis parece mucho más hidratada y tersa, haciendo que la persona parezca mucho más jóven que antes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018