Excite

Aumenta el uso de `drogas de violación´ en España

El pasado jueves, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU informó sobre el escalofriante aumento de la utilización en nuestro país de las denominadas drogas de violación, fármacos que inhabilitan la capacidad de pensar o reaccionar dejando a la persona en un estado de completa sumisión y vulnerabilidad, y que según algunos datos podrían estar presentes en cerca del 15% de los casos. Las más conocidas son la ketamina, el ácido gammahidroxibutririco y las benzodiacepinas.

Tina Alarcón, presidenta de la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas (Cavas), ha alertado que cada vez son más las jóvenes que acuden a su organización víctimas de estas drogas. Alarcón se refirió a la escapolamina, una hierba capaz de eliminar la voluntad y de borrar la memoria, y a la burundanga, una sustancia muy difícil de detectar en las pruebas que se realicen tras la agresión sexual.

La mecánica de estos crímenes suele consistir en echar el fármaco en la copa de la víctima, acentuándose los efectos por la mezcla con el alcohol y haciendo muy complicada la persecución del delito debido a que se inician en su mayoría en discotecas y fiestas, y a que muchas chicas ni siquiera recuerdan lo que pasó. Además en muchos casos las víctimas pueden tardar hasta 20 horas en denunciar la agresión o ir al hospital por estar bajo los efectos de la sustancia o incluso por estar avergonzadas. A estas dificultades se suma la ausencia de signos de violencia física y la falta de lesiones genitales al no haber resistencia.

Estos fármacos se emplean también en robos. Así, en agosto del año pasado dos mujeres fueron detenidas en Madrid por utilizar la técnica del beso del sueño consistente en seducir a hombres, dormirlos al narcotizar su bebida, y robarles; en dos ocasiones la cantidad de fármacos mató a sus víctimas. El fenómeno es sin embargo más preocupante de lo parece puesto que en Internet existen webs que bajo distintos nombres exhiben vídeos de sexo con jóvenes aparentemente drogadas o borrachas, lo que en muchos casos son sólo recreaciones con actrices pero que en otras ocasiones dejan lugar a dudas sobre la aceptación voluntaria de las personas que aparecen en las cintas.

Imagen: basenorte.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016