Excite

Qué es la artrosis de cadera

La artrosis de cadera consiste en una degeneración progresiva del cartílago de la articulación de la cadera, formada por el hueso del fémur con el cotilo de la pelvis. Este desgaste aumenta el rozamiento entre los huesos impidiendo el movimiento natural, por ejemplo al caminar. La artrosis suele estar causada principalmente por la edad, aunque también existen causas genéticamente hereditarias o, en el menor de los casos, por una carga de trabajo prolongada e intensiva en la zona que suele aparecer entre los trabajadores manuales, por ejemplo de carga y descarga.

Causas, diagnóstico y tratamiento de la artrosis de cadera

La mayoría de artrosis de cadena no tienen causa médica anterior,por eso es importante fijarse en los síntomas de la artrosis. Sin embargo existen distintos factores de riesgo:

  • La edad. La artrosis es una enfermedad degenerativa que suele aparecer a partir de los 40 años.
  • La obesidad.
  • Los deportes de riesgo y de contacto, ya que sobrecargan la articulación.
  • Los trabajos de fuerza física.
  • Problemas en el desarrollo fetal durante el embarazo tales como la displasia de cadera.
  • Trastornos de crecimiento.
  • Fracturas de la articulación con fragmentos de hueso en mala posicion.
  • Enfermedades y trastornos reumáticos.
  • Infecciones articulares.
  • Disimetría, es decir distinta longitud de las piernas.

Diagnóstico:

El diagnóstico de la artrosis de cadera se realiza mediante una exploración médica respecto al dolor y a la movilidad con ayuda de radiografías. Los pacientes deben acudir cuando noten limitaciones de movimiento en la cadera, dolor al caminar o inflamación de las zonas laterales de la cadera y su unión con las piernas.

Tratamientos farmacológico:

  • Analgésicos contra el dolor, por ejemplo el paracetamol.
  • Analgésicos antinflamatorios, como el ibuprofeno, el diclofenaco y el rofecoxib, para aliviar el dolor y desinflamar la zona afectada.

Rehabilitación:

El principal método rehabilitatorio de la artrosis de cadera es la gimnasia de mantenimiento. Así mismo están aconsejados los masajes descontracturantes e incluso la electroterapia para casos específicos. La rehabilitación se centra en movimientos tonificantes y de estiración para devolver la vida útil a la articulación, de forma que sean progresivos y suaves para evitar fracturas.

Cirugía:

El tratamiento quirúgico sólo está indicado en los casos de dolor constante e intenso o limitación de invalidez del paciente

Artrodesis: Se trata de una operación de fusión del fémur con la pelvis, lo que hace que la cadera quede inmovil. Está indicada únicamente para una destrucción grave artrósica, y no suele ser muy común.

Osteotomía: Se tratan de diversos cortes en el hueso para cambiar la orientación de la cabeza del fémur. Indicada para pacientes jóvenes con lesión artrósica leve y buena movilidad.

Artroplastia de cadera: Sustitución de la articulación por una prótesis.

Una enfermedad común con muchos tratamientos

La artrosis de cadera es una enfermedad bastante común, sobretodo a partir de los 40 años y entre personas obesas o que hayan realizado trabajos o deportes de impacto y sobrecarga. Los tratamientos van desde análgesicos contra el dolor y antinflamatorios hasta operaciones quirúrgicas para que los pacientes puedan continuar andando sin dolor ni molestias. Se deben evitar los ejercicios que sobrecarguen las caderas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017