Excite

La alergia y su tratamiento

Tener alergia es algo bastante común, sobre todo en las estaciones de primavera y en menor medida otoño. Puede tener su origen tanto genéticamente como por factores externos y ambientales, y está definida como una hipersensibilidad inmunitaria a los alergenos. Las alergia tiene tratamiento, con varias alternativas dependiendo de lo que la produzca y del propio alérgico.

Tres tipos de tratamientos para las alergias

Las alergias más comunes son al polen, a los ácaros del polvo, a las picaduras de insectos y al pelo de ciertos animales domésticos. Las alergias pueden provocar eczemas, urticaria, edemas, asma, neumopatía, conjuntivitis, anemia y leucopenia entre otras muchas, ya que actúan tanto en zonas cutáneas como pulmonares, oculares o hematológicos. Los síntomas más comunes suele ser problemas respiratorios, hinchazon de ojos, dolor de cabeza, diarrea e incluso vómitos en los casos más agudos.

Sin embargo hoy en día la alergia puede prevenirse con tratamiento médico especializado. Existen tres tipos de fórmulas para prevenir las alergias:

Antihistamínicos:

Los medicamentos antihistamínicos son recetados por los médicos tras comprobar y analizar qué tipo de alergia tiene el paciente. Estos medicamentos bloquean la acción de la histamina, que es la causante de la hipersensibilidad del sistema inmunitario. Se trata de una terapia que debe prescribir el médico ya que debe tomarse con regularidad.

Corticoides:

Son fármacos antinflamatorios e inmunosupresores que debilitan y eliminan las manifestaciones de las alergias. Son fármacos muy potentes, deben ser recetados por médicos y seguir todas las especificaciones que indique ya que tiene efectos secundarios a tener en cuenta.

Inhibidores de la degranulación del mastocito:

Su acción es fundamentalmente preventiva, es decir que se han de tomar antes de las crisis alérgicas (por ejemplo antes de la primavera, de algún viaje o de la exposición a algo alérgico). El más común es el cromoglicato de sodio y debe ser recetado por un médico.

Es importante que los alérgicos, además de seguir alguna de estas terapias, cuiden su estilo de vida y su alimentación para estar menos expuestos.

Cuidarse y prevenir

Además de combatir la alergia con algún tipo de tratamiento preventivo o anticipativo indicado, es importante que los alérgicos cuiden su estilo de vida y su alimentación para que el cuerpo cree más defensas y estar menos expuesto a los efectos de las alergias. Por eso es importante, por último, revisar los ingredientes de cada comida o informarse del clima o las plantas típicas del lugar donde se vive o se va a visitar.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017