Excite

Al que madruga ... Dios no le ayuda

  • Twitter

A pesar del famoso dicho de 'a quien madruga Dios le ayuda', un estudio reciente ha encontrado que eso de madrugar no nos sienta tan bien como pensamos. Y es que en realidad, solo tenemos que fijarnos en las caras que tenemos cuando toca madrugar para darle la razón a los investigadores.

La investigación, llevada a cabo por la Universidad de Westminster señala que las personas que se levantan temprano son más dadas a sufrir dolores musculares, dolores de cabeza, síntomas propios del resfriado, tienen un peor estado de ánimo y sufren mayor estrés.

El procedimiento del estudio consistió en tomar muestras de saliva de 42 voluntarios en un experimento, ocho veces al día durante dos días seguidos. La primera muestra de todas se tomaba cuando despertaban. El análisis de la saliva de la mitad de los que se levantaban temprano, antes de las 7:21 de la mañana, demostraron que tenían niveles más altos de cortisol, que es la principal hormona relacionada con el estrés en el cuerpo.

FOTOS: Los 10 trabajos menos estresantes del mundo

Los investigadores también comprobaron que este mayor nivel de estrés estaba provocado por madrugar y no por tener un menor o mayor número de horas promedio de sueño. La líder del experimento, la Doctora Angela Clow, comentó que "este trabajo es interesante porque puede proporcionar una base fisiológica sobre las diferencias entre despertarse pronto y tarde".

La investigadora también quiso destacar que "despertarse muy pronto se relaciona con una mayor capacidad de concentración, pero también más estrés e ira", y añade que "los que se levantan más tarde están más relajados a lo largo del día y menos estresados".

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017