Excite

Síntomas de la adicción a la televisión

La adicción a la televisión es algo más que una mala costumbre. Hay especialistas que la equiparan a la ludopatía, el alcoholismo o la drogadicción.

Pese a que aparentemente sus consecuencias no son tan visibles como en los citados males, puede ser notablemente perjudicial para la persona que la sufre. Descubre cómo detectarlo y qué medidas adoptar frente a un caso similar.

Peligrosa adicción

Normalmente, quienes padecen adicción a la televisión no son conscientes. Las personas de su entorno (padres, amigos, pareja…) son los primeros en detectar comportamientos o reacciones anormales en el sujeto.

Síntomas

Los síntomas no son muy claros y podrían llegar a confundirse con los de otro tipo de patologías. El exceso de horas de televisión vistas produce irascibilidad, cansancio, agotamiento, aislamiento e, incluso, depresión.

Cuando alguien antepone el hecho de ver la televisión a cualquier otra cosa y abandona actividades que antes adoraba, es un indicio claro.

Efectos

Los efectos de una adicción desmesurada a la televisión son de muy diversa índole. El más fatídico y desagradable es la epilepsia. Este tipo de ataques son habituales en personas que sienten lo que están viendo en la pantalla como una vivencia propia.

La televisión también causa de forma indirecta obesidad y sedentarismo, es una actividad que se practica en situación de máximo reposo y relax por lo que no favorece al organismo.

Cómo evitarla

Por suerte, siguiendo unos sencillos consejos es posible no llegar a estos extremos. Estas son las medidas a adoptar en caso de que la adicción a la televisión comience a ser llamativa:

  • Registro semanal de las horas de televisión vistas y momentos del día en los que se hace.
  • Elaborar un listado de actividades motivadoras, sustitutivas y alternativas a la televisión y colocarlo en algún lugar visible.
  • En casos extremos, se puede llegar a plantear la retirada temporal del aparato.
  • Limitar el número de horas de televisión por semana y cumplirlo a rajatabla.
  • Practicar ejercicio, por ejemplo bicicleta estática, de forma simultánea.

Buscar ayuda

La adicción a la televisión es una enfermedad como otra cualquiera y por lo tanto debe ser tratada como tal. Hay psicólogos especializados en esta materia que pueden elaborar una terapia específica para cada individuo y hacer un seguimiento personalizado.

Es fundamental perder el miedo a acudir a estos profesionales, ya que son quienes mejor pueden ayudar ante una problemática de este calibre.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017