Excite

El ácido hialurónico en cápsulas: arrugas fuera sin cirugía

El ácido hialurónico en cápsulas es una manera estupenda de beneficarse de las propiedades de este reconsituyente de la piel, y conseguir una piel más firme, hidratada y sin arrugas, sin necesidad de tener que pasar por operaciones y tratamientos de estética. Las cápsulas de ácido hialurónico se toman por vía oral y las comercializan muchas marcas diferentes.

El ácido hialurónico, grandes beneficios

El cuerpo humano produce de manera natural ácido hialurónico. Es el encargado de proteger las articulaciones y las uniones entre los huesos, además de tener un alto poder hidratante, entre otras funciones.

Alimentos y ácido hialurónico

Para estimular la producción de ácido hialurónico en el organismo, es importante tomar alimentos con alto contenido en almidón y vegetales que tengas las raíces gelatinosas. Además, también conviene consumir alimentos gelatinosos y ricos en carbohidratos: la papaya o el aguacate serían buenos ejemplos.

Plátano, brócoli, coles de bruselas, melón o peras son también alimentos muy recomendables.

El ácido hialurónico en cápsulas, ¿para qué sirve?

Las cápsilas de ácido hialurónico se han popularizado bastante como un tratamiento estético "de dentro hacia afuera", es decir, que consiste en tomar determinados productos por vía oral, que repercuten en el organismo de manera beneficiosa, lo que hace que sus efectos se noten por fuera.

Teniendo en cuenta que con el paso del tiempo y con la edad se reducen los niveles de ácido hialurónico en el cuerpo, tomar ácido hialurónico en cápsulas, a partir de los 35 años, más o menos, puede ser una buena manera de prevenir la falta de elasticidad de la piel y, con ella, la aparición de arrugas.

Eso sí, para empezar a notar los efectos y lucir una piel más tersa y joven, hay que tomar mucha agua con el tratamiento y esperar varias semanas para que los resultados sean más evidentes.

Otras opciones: inyecciones de ácido hialurónico

Además de tomar el ácido hialurónico en cápsulas, hay tratamientos estéticos que lo inyectan. Por ejemplo, para el aumento de los labios o el relleno de pómulos y otras zonas del rostro. También se usa en mesoterapia, para favorecer la hidratación de la piel, y fuera del ámbito estético, también tiene fines médicos, por ejemplo, en el tratamiento de los ojos o las encías.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018