Excite

¿A qué nos referimos cuando hablamos de un parto natural?

Cada vez es más frecuente que muchas mujeres decidan junto a sus parejas tener a sus bebés mediante un parto natural, en sus propias casas y asistidas por una matrona. Pero ¿qué entendemos exactamente por un parto natural? No hay que olvidar que en una sociedad en la que cada vez se están practicando más cesáreas, hablar de un parto natural ha llegado a significar para muchas personas simplemente que el alumbramiento se produzca de forma vaginal.

Sin embargo, el verdadero significado de un parto natural va más allá de esto, puesto que obedece a la necesidad de la madre de vivir una experiencia íntima y trascendental en la que la naturaleza siga su curso. Por lo tanto, no se hablará nunca de tratamientos para adelantar o forzar al nacimiento del bebé, de fármacos ni de anestesia epidural.

En cambio, sí que han de tenerse en cuenta los instintos más primarios, las técnicas de relajación aprendidas durante las clases de preparación al parto, que el entorno sea el adecuado y las indicaciones del matrón o matrona, que sólo decidirá que hay que acudir al hospital si existen complicaciones que puedan poner el peligro la vida del niño o de la madre.

En el transcurso de un parto natural es importante que la futura madre esté rodeada en todo momento de un apoyo emocional que le aporte seguridad y tranquilidad, ya que esta necesidad obedece a nuestro instinto de mamíferos. Además, en su propia casa podrá expresarse con libertad y adoptar la postura más adecuada en cada momento, algo muy importante que no suele suceder en los partos asistidos en los centros médicos.

Imagen: Daquella manera en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016